menú del día
Home /, , , / Ligero de equipaje: Praga, República Checa
Ligero de equipaje: Praga, República Checa
Por:  / 2 junio, 2017
18870151_10213141271916134_1674726472_o
Comparte

Mi meta al dejar México era recorrer lo más que pudiera de Europa en seis meses, gastando lo menos posible, y sin una ruta determinada; sólo con algunos lugares en mente y la voluntad de escuchar sugerencias de la gente local y seguir mis intuiciones. Llevo mas de seis meses ahora y quiero contarles en esta columna sobre las diferentes ciudades que he visitado en los catorce países europeos en los que he estado, sin contar o mostrar demasiado para no estropear la experiencia que puedan tener si visitan alguna.

 

Segunda entrega. Praga:

Mucha gente en Vienna me recomendó Praga, la capital de la República Checa, como mi siguiente destino luego de Vienna. Inlcuso antes de Austria ya había escuchada algunas buenas cosas, pero la verdad es que yo a Praga solo la había imaginado mientras leía la novela de Milan Kundera “La insoportable levedad del ser”, no es una ciudad que hubiera pensado en tener que visitar antes de salir hacia Europa y sin embargo nada me pudo haber preparado para encontrar por vez primera esta belleza de ciudad.

Caminar por Praga es como caminar por un cuento de hadas viviente, sobre todo por sus distritos antiguos o cascos viejo y nuevo, la ciudad de Franz Kafka irradia historia y artes en su arquitectura desde el centro hacia afuera; los callejones empedrados angostos y laberínticos, los puentes y canales, las veredas junto al rio, las coloridas galerías, las murallas del castillo…descubrir la capital de los orgullosos checos por primera vez es mejor hacerlo en soledad y sin guía, es preciso perderse por al menos un par de días al interior durante día y noche.

Praga es impactante y quise regresar dos veces más para entenderla y disfrutarla más, es una ciudad que amalgama lo medieval y lo internacional con la frescura de la modernidad; al ser una ciudad cosmopolita y por su belleza está siempre llena de turismo y habitada por diferentes nacionalidades, en especial a la gente de Europa del este les gusta mucho este destino para vivir, y es que además de todo el costo de vida no es muy alto o caro, y en los lugares turísticos la mayoría de la gente en restaurantes o tiendas habla inglés al menos a nivel básico.

Es altamente recomendable, luego de perderse solo, tomar los tours gratuitos en inglés o español que te llevan caminando por diferentes zonas de ciudad para entender el altísimo valor artístico -sobre todo para la literatura- que tiene la historia de esta ciudad, así como escuchar algunas leyendas e historias muy coloridas. Algunos de los lugares de interés son el puente de Charles, El castillo y su ciudadela, y la torre de reloj en el centro. La ciudad no es tan limpia y ordenada como Vienna, pero se defiende mucho mejor en términos de comida local, y folklore.

La gente es muy variada, en general estarán más familiarizados con el turista que en otros lugares de Europa, y con mayor disposición de ayuda y servicio. La gente local es algo reservada, pero no es ajena a la diversión…las noches en Praga se llena de sus jóvenes y los visitantes que se unen para crear atmosferas bohemias e internacionales llenas de electricidad cuando se sale a la aventura de visitar varios lugares en una sola noche, el centro está muy vivo hasta altas horas de la madrugada y aguarda interesantes experiencias par aquienes se adentran sin miedo.

Datos curiosos: Se dice -y se sustenta más o menos según diferentes fuentes- que la gente en República Checa es la que más bebe cerveza en el mundo. Lo que yo pude ver es que esta se bebe a todas horas con cualquier tipo de alimento y por personas de todas las edades mayores de edad…también recuerdo que cuando pedí una cerveza de tamaño “normal”, es decir 330 ml, el bar tender me miró con franca extrañeza; Si lo buscas puedes encontrar un lugar en el que hay un tren que te lleva cerveza hasta tu mesa; Hay una limusina que -dicen- te lleva al bourdel (mens club) más grande de Europa y que puedes abordar en cuanto la veas (yo nunca la ví, pero esto me lo dijeron en más de una ocasión); La forma de decir hola es muy peculiar: “Ahoy!”

 

Si eres de México encontrarás en el centro un par de lugares de comida y bebida mexicana muy buenos, algo que no encontrarás en muchos, muchos más países de Europa, y aunque son un poco caros para el estándar mexicano, valen cada peso debido a que son de los pocos que consiguen darte el sabor de casero nacional que, si tu viaje es largo, créeme que vas a extrañar.

Sígueme en Instagram @thelonemexican para fotos de arquitectura y paisajes urbanos.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
La mentira como forma de gobierno, al afirmar que la violencia ha bajado en el estado, maquillando cifras en materia de asesinatos, feminicidios, secuestro, extorción, robo con violencia, trata de personas, entre otros.
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.